El autor

Me llamo José-Luis Prieto, nací en Madrid en 1973, soy abogado y consultor, desde 2007, tengo familia, ingresos, vivienda y compromisos en Móstoles y La Coruña.
Soy demócrata y socialista libertario, por ese orden. Creo que la libertad debe ser efectiva para todos, que hay que garantizar la igualdad absoluta de derechos y oportunidades, y que el ser humano es social por naturaleza.

Archivo: Junio 2009

A Lei é dura, pero é a Lei


Los ciudadanos gallegos ante la política de Galicia de hoy


Los ciudadanos gallegos ante la política de Galicia de 2005 a 2009


Los ciudadanos gallegos ante la agenda identitaria


Tres años sin Enrique

Fue una llamada trivial la que me hizo Enrique la noche del 13 de junio de 2006. Recuerdo que, tan trivial, que apenas recuerdo ya de qué hablamos. Sí me acuerdo de que, a la pregunta que siempre le hacía, en esa ocasión me respondió que se encontraba bien, sólo molesto por un empaste mal hecho. Le insistí en que viniera al primer eFindex, declinándolo. Y a pasar unos días a mi casa, aplazándolo. La brevísima conversación la terminó con un “besos para Tere y los niños”.

Casi 24 horas después me llamó su padre, tal día como hoy hace tres años. Me dijo que esa mañana Enrique había muerto, resultado del deterioro de su salud que hacía meses venía evidenciando.

Ya lo dije: Enrique Padrós fue mi cómplice, mi confidente, mi abogado, mi padrino en mi jura de letrado. Era el padrino de mi hija, iba a ser el testigo de mi boda, era mi albacea testamentario.

Era mi hermano.

Pasa el tiempo y aunque cada vez menos, sigo llorándole, y con ese paso del tiempo hasta vuelvo a ser tan duramente crítico con él, como lo era en su vida. Y vuelvo a imaginarle en nuestras discusiones defendiendo él a Palestina y yo a Israel, él su comprensión hacia los nacionalismos moderados y yo el antinacionalismo, él la democracia cristiana y yo el socialismo clásico.

Junio es para mí un mes muy jodido, de malos recuerdos, y la muerte de Enrique me lo confirmó. Y encima los días duran más. Y por la noche es más difícil dormir. Menos mal que sólo tiene 30 días.

  • Google

Artículos recientes

Últimos comentarios

Los más comentados

Mis compromisos

  • No hay socialismo sin revolución
  • Adopta animales abandonados
Creative Commons License