El autor

Me llamo José-Luis Prieto, nací en Madrid en 1973, soy abogado y consultor, desde 2007, tengo familia, ingresos, vivienda y compromisos en Móstoles y La Coruña.
Soy demócrata y socialista libertario, por ese orden. Creo que la libertad debe ser efectiva para todos, que hay que garantizar la igualdad absoluta de derechos y oportunidades, y que el ser humano es social por naturaleza.

Archivo: Octubre 2009

Visto en Libertad Digital

Acabo de ver el siguiente titular en la portada del medio de expresión de los nacional-liberales:

Medio grupo municipal de Gallardón pide la destitución de Cobo

Dice “medio grupo”, cuando los aguirristas se han quedado, con 13 votos de 32, a 10 puntos porcentuales de ser “medio grupo”.

Hasta la dirección URL de la noticia se presta a la propaganda, plasmando que “Cobo gana una mocion que pedia su cese por tan solo seis votos”. ¿Qué? ¿“Tan solo”? Seis votos de diferencia sobre 32 son nada menos que casi el 20%. ¿Con un 20% puede decirse “tan solo”?

En fin: la verdad nunca debe arruinar un buen titular.

Vergüenza propia

No es vergüenza ajena porque son compañeros de mi Partido, concejales de la candidatura que voté en las últimas elecciones municipales.

Son las intervenciones de la Portavoz del Grupo Socialista y líder de la oposición, Paz Martín, en un reciente Pleno del Ayuntamiento de Móstoles, pero me cuentan que todos son iguales: la mayor parte de los concejales socialistas dedican el Pleno, cuando interviene su propia Portavoz, a enviar SMSs, leer el periódico, tertuliar en voz alta, entrar y salir del Salón de Plenos… Sólo el Alcalde, del PP, les resulta merecedor de su respeto.

Una vergüenza.

Véanlo en el siguiente video mudo. Mejor si activan sus anotaciones.

Boyer hoy


Más socialistas ante la subida de impuestos


Citando

Una cita la extraigo del reportaje que sobre una biografía sobre Miguel de Unamuno ha publicado hoy El País, reproduciendo las siguientes palabras del filósofo:

Y aunque, a la larga, digan ‘tenía razón’, en el fondo les soy antipático… Tener razón es lo más antipático que hay.

La otra la tomo del último post del imprescindible Francisco Escobar, compañero de Las Ideas, éste reproduciendo un pasaje de la autobiografía de mi compañero Enrique Tierno Galván:

El miedo político es el más innoble de los miedos. Puedo entender el miedo físico, puedo entender el miedo mental al más allá o al misterio de la muerte, puedo entender el miedo psíquico producido por algo que se adueña de nuestra voluntad. Pero el miedo político, que es un miedo a qué dirán quienes gozan del poder de la jefatura, me parece innoble por modo absoluto, pues se refiere sólo a qué dirán los jefes. Es miedo que se refiere también a que los jefes quiten aquellos provechos de que goza el que está debajo de los jefes. El miedo político es, en resumen, el miedo económico.

Sirva esto como comentario adicional a mis últimas reflexiones, sobre el caciquismo en política, para llamar a la valentía en la defensa de la dignidad (y más que no procede aquí exteriorizar).

  • Google

Artículos recientes

Últimos comentarios

Los más comentados

Mis compromisos

  • No hay socialismo sin revolución
  • Adopta animales abandonados
Creative Commons License